El plantel está bien conformado para afrontar dos competencias: Nicolás Freire  

Nicolás Freire, defensa central de los Pumas, habló en videoconferencia de prensa del paso que ha tenido el equipo en el actual semestre, en el que ha competido de manera alterna en el torneo de la Liga MX y en la Liga de Campeones de la Concacaf. 

“Nos parece ilógico enfocarse en una sola cosa, cuando nuestra responsabilidad como equipo es afrontar todas las competencias posibles. Puede notarse el cansancio, pero no va a quitar las ganas que tenemos todos como equipo y lo que representamos. Nos toca disfrutar el poder competir en Concacaf y seguir enfocados en la liga, así que hay que tratar de afrontar las dos competencias con gran responsabilidad. Los detalles hacen la diferencia, como en este caso lo es priorizar mucho el cuidado personal”, explicó. 

Y añadió: “La suma de juegos con poco tiempo de descanso le pasa factura al físico. El equipo lo empezó a sentir en el partido contra Cruz Azul, pero después en el partido de vuelta contra New England pudimos revertir el resultado con mucha jerarquía. Después, por más que descanses y cumplas la dieta semanal, es un proceso por el que todos los futbolistas pasamos. Es cuestión de acostumbrarse a este ritmo. Creo que el plantel que tenemos está bien conformado, con muchos chicos de cantera que lo están haciendo bien”. 

Sobre los seis juegos sin ganar que llevan en el Grita México Clausura 2022, manifestó: “La única manera de salir (de esa racha) es seguir trabajando. El grupo tiene muchas ganas, estamos muy motivados. La fortaleza mental del grupo dice ‘sigamos insistiendo con lo que siempre nos ha dado (resultados)’. Ya hemos afrontado esta situación. Considero que somos capaces de revertir la situación en la liga y que podemos estar a la altura de competir en dos frentes. Por lo pronto, vamos a Juárez, a una cancha complicada, ante un rival que necesita puntos, como nosotros. Va a ser un lindo juego y el que mejor se plante, va a sacar mejor resultado”. 

Por otro lado, dijo que el papel de la zaga es de primer orden: “Soy defensor y, siendo egoísta y contando una intimidad, no me importa tanto cuántos goles hacemos, sino cuántos goles nos hacen. Hay que tratar de afinar los detalles que, al final, terminan haciendo la diferencia porque no es casualidad que en los últimos torneos hemos estado rozando las mejoras defensas. Hay que volver a las bases porque creo que ayuda a nuestros compañeros a sentirse seguros a la hora de definir los partidos”. 

En ese sentido, abundó: “La defensa colectiva que genera el equipo en cuanto a la presión, el desgaste físico para recuperar el balón y llegar al área rival, es una de las fortalezas del equipo”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.