Debemos entregar nuestro máximo esfuerzo para salir con un buen resultado

El director técnico de los Pumas, Andrés Lillini, y el defensa Efraín Velarde hablaron del juego de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf 2022 en el que se medirán a Saprissa, este miércoles por la noche.
El estratega de los universitarios resaltó que “tenemos que estar concentrados y que no nos sorprendan, como nos pasó de visitantes en Costa Rica, donde aprovecharon la salida rápida y que Christian (Bolaños) siempre está ahí. Tenemos que tomar los recaudos al saber que, si Saprissa nos ataca, nos hace daño. Es un buen equipo, tenemos que contrarrestarlo. No podemos dejar de seguir adelante en casa”.

“Esperamos un partido cerrado. Tenemos que estar muy prevenidos y conscientes de que nos vamos a enfrentar a alguien que sabe jugar este tipo de eliminatorias. Tenemos que hacer lo nuestro, somos muy fuertes de locales”, agregó.

“Las ventajas teóricas que hay entre un plantel y otro quedan de lado porque son 90 minutos donde te enfrentas y no hay tanta diferencia. Todo se ha equiparado y creo que, si no estás a la altura de las circunstancias y con la capacidad de los jugadores al límite, se nos complicaría pasar. Así juegan los futbolistas nuestros porque, si no, Saprissa nos puede ganar. Allí están las estadísticas de diferentes torneos y en los resultados no hay tanta diferencia entre equipos. Si no queremos ser sorprendidos, tenemos que estar muy preparados y en nuestras máximas capacidades”.

De igual manera, comentó que cuenta con un plantel amplio para encarar dos competencias: “Sabíamos que la competencia entre semana de la Liga de Campeones iba a demandar la recuperación de algunos futbolistas, que normalmente son siete días en algunos casos. Tengo 24, 25 jugadores entrenando todos los días conmigo y después el plantel es enorme porque tengo al equipo de Pumas Tabasco y a sub-20. Esa es la filosofía y el proyecto. Este partido con Saprissa voy a seguir jugando con chicos del club porque es la fuente de refuerzos y no voy a renunciar a eso. El desgaste es propio al afrontar dos competencias con la misma responsabilidad. Hay que estar a la altura de las circunstancias, tenemos que estar preparados”.

“Todos quieren jugar. Si hay algo que sobresale de este grupo y que mantiene vivo lo que estamos haciendo es que nadie se quiere bajar de jugar y eso es admirable. Tenemos jóvenes, jugadores de mediana edad y de mucha experiencia y ninguno quiere dejar de jugar. En esa situación, el equipo es sólido. Mentalmente es uno de los puntos fuertes que tenemos”, resaltó.

Por su parte, Efraín Velarde manifestó que están preparados para disputar ambos torneos: “Pumas siempre se ha caracterizado por prepararse bien físicamente. Las cargas de trabajo y de los partidos de repente pasan factura, pero estamos conscientes de que íbamos a enfrentar una doble competencia. Mañana, Andrés (Lillini) tomará la decisión de mandar al once que cree que va a encarar el partido de la mejor forma para pasar en esta llave de un torneo que es muy importante para nosotros”.

“Desde la pretemporada estábamos conscientes de que iba a haber doble torneo, de las dobles jornadas, de las cargas de trabajo y no debe ser pretexto para encarar cada encuentro que nos toque. Las bajas son adversidades que se presentan en cada torneo y en cada semestre y que debemos sortear de la mejor manera. Son gajes del oficio. Estamos preparados física y mentalmente para encarar los dos torneos”.

“Creemos en nuestro trabajo y sabemos que el equipo le puede competir a cualquier otra plantilla del futbol mexicano o de Concacaf. Esa es la visión y tenemos que demostrarla en el terreno de juego. Tenemos que trascender para que Pumas regrese a los primeros planos internacionales”, dijo.

“Esperamos un partido muy complicado. Con base en nuestro trabajo, vamos a sacar adelante el partido. No debemos escatimar en ningún momento ni con nosotros ni con el rival. Hay que dejar todo dentro del terreno de juego”.

“Ya vimos la capacidad de los dos equipos. Saprissa es un rival complicado, está acostumbrado a jugar este torneo y ya lo ganó. Tenemos que ser la mejor versión de Pumas y no escatimar en el esfuerzo para sacar el resultado que nos hará pasar a la siguiente ronda”.

Por otro lado, recalcó lo que ha significado su regreso al Club Universidad: “Me siento feliz de seguir representando a Pumas y a la Máxima Casa de Estudios, de poder ser partícipe otra vez de un torneo internacional. Es algo que me llena de alegría e ilusión, sobre todo tratando de aportar mi granito de arena desde donde me corresponde. Trato de disfrutarlo todos los días y de encontrarme en la mejor forma física y futbolística para lo que requiera Andrés. Estoy muy ilusionado por seguir trascendiendo y poder conseguir algo con Pumas”.

“Tengo que demostrar con el ejemplo lo que significa estar en Pumas para encarar el torneo local y un torneo internacional. Es una oportunidad de oro para poner al equipo en el mapa nuevamente en este tipo de torneos. Hay que valorar lo que nos jugamos en cada partido por la responsabilidad y el compromiso que conlleva representar a Pumas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.