Los campeonatos de Concacaf de los Pumas

Los Pumas ya saben lo que es alzarse como vencedores del torneo internacional de clubes de nuestra área, el cual obtuvieron en tres diferentes ocasiones cuando era denominado Copa de Clubes Campeones y Subcampeones de la Concacaf.

Gracias a esas coronaciones, el equipo de la UNAM se ostenta como uno de las más ganadores, junto a otros cinco conjuntos que han conseguido al menos tres campeonatos (Saprissa, Pachuca, Monterrey, Cruz Azul y América).

1980
Los Pumas lograron imponerse en un torneo triangular final a la Universidad de Honduras y al Robinhood, de Surinam, ganadores de las zonas de Centroamérica y del Caribe, respectivamente. El equipo universitario, por su parte, había vencido al Cruz Azul (1-0 y 3-1) para proclamarse representante de Norteamérica.

En Tegucigalpa, los felinos vencieron 3-0 al Robinhood, con dos anotaciones de Hugo Sánchez y una de Ricardo Ferretti, antes de derrotar por 2-0 a la Universidad de Honduras, nuevamente con tantos de Ferretti y Hugo.

Dicho título les dio la oportunidad de jugar la Copa Interamericana frente al Nacional de Montevideo, que se había consagrado en la Copa Libertadores de América, y al cual derrotaron después de tres cerrados partidos.

1982
Para obtener su segundo cetro, los universitarios debieron eliminar a dos conjuntos centroamericanos: Vida, de Honduras, con un marcador global de 7-2; y Comunicaciones, de Guatemala, con un resultado combinado de 5 goles a 2, antes de disputar la final.

El último escollo fue nuevamente el equipo surinamés de Robinhood. El cuadro originario de Paramaribo declinó la posibilidad de actuar en su propio país, por lo que el encuentro de ida se celebró en el Estadio Municipal de Querétaro y concluyó con un empate a cero.

En el partido decisivo, en CU, la victoria correspondió a los Pumas por 3 a 2, con Ricardo Ferretti, en dos ocasiones, y Luis Flores haciéndose presentes en el marcador.

1989
Comenzada a disputarse mientras todavía se celebraba la primera campaña de Miguel Mejía Barón como director técnico de los auriazules, la escuadra de la UNAM no tuvo problemas para eliminar en la primera ronda con un global de 7-3 al cuadro estadounidense Greek Americans de San Francisco, clasificado al torneo como ganador de la Open Cup, ante la ausencia de una liga profesional en dicha nación.

El resto de la competencia se desarrolló mientras se disputaba la temporada 1989-90 del futbol mexicano. Los Pumas vencieron categóricamente a sus rivales, que fueron, sucesivamente, Plaza Amador -Panamá- (10-0 global), Olimpia -Honduras- (6-1) y Herediano -Costa Rica- (6-2), para clasificarse a la final.

En ella, se midieron al conjunto cubano Pinar del Río, ganador de la zona caribeña. Alcanzaron la coronación con un marcador global de 4-2, después de un empate a uno en La Habana (gol de Juan Carlos Vera) y un triunfo por 3-1 en Ciudad Universitaria (anotaciones de Vera, Jorge Campos y Manuel Negrete). Como dato curioso, Jorge Campos fue el campeón goleador del torneo, con siete anotaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.