Una edición más del clásico capitalino

​En momentos contrastantes se verán las caras el próximo sábado, en el Estadio Olímpico Universitario, los Pumas y el América, en una edición más del clásico capitalino. Mientras que los auriazules han tenido momentos sobresalientes en el actual torneo y se han mantenido dentro de los primeros sitios desde que inició la campaña, los azulcremas han tenido uno de sus peores arranques en la era de los torneos cortos y actualmente se ubican en el antepenúltimo lugar de la clasificación general.

La crisis de resultados del América dio inicio justamente durante la confrontación que tuvieron con los Pumas en la fase final del semestre pasado. Los universitarios llegaron embalados a ese duelo y, en una demostración de amplia superioridad, se impusieron con un marcador global de 3-1 sobre el equipo que se ostentaba como el líder general de la etapa regular. 

Con apenas una victoria en sus más recientes once compromisos, las Águilas llegarán a este juego con la etiqueta de víctimas. Aunque han tenido resultados positivos en sus últimos desplazamientos al inmueble del Pedregal.

La escuadra azul y oro buscará romper la racha de cuatro partidos sin victoria frente al América en CU. Después de que se quedaron con las tres unidades en la Fecha 7 del torneo de Clausura 2019 (al ganar por 1-0, con anotación del atacante Carlos González), se produjeron tres empates (3-3 en Clausura 2020 y dos igualadas a cero en la Copa por México 2020 y en los cuartos de final del Grita México A21) y una victoria americanista (1-0 en Guard1anes Clausura 2021) en los siguientes cuatro juegos en el EOU.

Este duelo evidentemente tiene una importante carga emocional y se puede afirmar que, como en todos los clásicos, las estadísticas y los antecedentes no pintan un panorama completo de lo que puede ocurrir sobre el terreno de juego. Pero las sensaciones con las que se llega a este próximo cotejo pocas veces se habían mostrado tan favorables para la escuadra de la UNAM. A la espera de que esto se ratifique en la cancha, se comprueba una vez más la trascendencia de esta rivalidad en el panorama futbolístico nacional, sin importar el momento o la instancia de la competencia en la que se produzca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.